LA VAJILLA RÚSTICA SE TOMA LA MESA

LA VAJILLA RÚSTICA SE TOMA LA MESA

¿Has pensando todo lo que dice un plato? ¿Cómo su sola presencia en la mesa puede cautivar a tu invitado o bien a un comensal? Ese es el gran poder de una vajilla que se distinga, que tenga un propósito lleno de vida. Y si recorremos los restaurantes del mundo, si buscamos en la historia del diseño, nos podremos dar cuenta que el gusto por la natural ha vuelto.

 

Sí, los colores inspirados en la tierra, en la calidez que nos ofrecen los paisajes desérticos. En la nobleza de la greda, en toda esa oferta de matices dorados, café, bronces e incluso grises como un oscuro cielo estrellado, es lo que vemos en las mesas de hoy. Y en Steward esa tendencia tiene nombre:  Terra, Grafito y Marfil.

 

Son platos que desde el primer golpe de vista ofrecen una belleza singular, una textura que dará carácter a tus presentaciones. Es una vajilla maciza que permitirá que un exquisito salmón se luzca en un lienzo de matices naturales.

 

Al momento de poner la mesa, piensa en la simpleza. En un plato café color Taupe, que es un color marrón oscuro entre marrón y gris. La palabra deriva del nombre francés taupe que significa “mole”. El nombre originalmente se refería solo al color promedio de la mole francesa, pero a partir de la década de 1940, su uso se expandió para abarcar una gama más amplia de tonos.

 

Ese plato acompañado con una cubertería de bronce y una copa llena de agua, dejará en claro que la supremacía de lo natural deleita la mirada y ofrece un grato equilibrio a tu mesa.

All comments